|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

LUNES
abr 23
Home Noticias Energía nuclear Los checos apuestan a la energía nuclear
Los checos apuestan a la energía nuclear
Share

AFP, por Jan Marchal , 30 oct 2011.

Usos Pacíficos de la Energía Nuclear

La república checa está preparada y lista para desarrollar su objetivo de convertirse en el centro neurálgico nuclear de Europa central, buscando mayor seguridad energética y no dejándose amedrentar por las inquietudes de los ambientalistas y otros opositores.

Es un enfoque distinto, tras el desastre producido a principios de año en la planta de Fukushima, Japón, que ha llevado a Alemania, vecina de la Rep. Checa, a eliminar gradualmente la energía nuclear para el 2022.

Italia y Suiza también han frenado sus planes energéticos.

“El desarrollo de energía nuclear es una prioridad fundamental”, dice Daniel Benes, jefe ejecutivo y director del gigante eléctrico checo CEZ, controlado en dos-terceras partes por el estado.

Argumenta que, “Si perdemos la energía nuclear, nos encontraremos a merced del gas ruso. No hay otro camino. Las energías renovables no cubrirán nuestras necesidades(energéticas)”.

CEZ, el segundo exportador de electricidad y el mayor proveedor de energía nuclear de Europa central, administra las plantas de Dukovany, en el sudeste, y Temelin, en el sudoeste.

Estas dos plantas producen un tercio de  toda la electricidad, pero se espera que esta participación se incremente al 50%  alrededor del 2025, con dos nuevos reactores en Temelin.

Hacia el 2060, se espera que la energía nuclear aporte el 80%, de acuerdo a un borrador para una reorganización estratégica realizado por el ministerio de industria checo, que será elevado al gobierno hacia fin de año.

“Con planes apuntando a un recorte de un 80% en emisiones de CO2 para el año 2050 y el desarrollo de autos eléctricos, será difícil no hacer crecer nuestra capacidad nuclear”, destacó Pavel Vleck, vocero del ministerio.

El plan ha elevado el alerta entre los ambientalistas, que favorecen las energías renovables.

“Por supuesto que las energías renovables son caras, pero su costo ha bajado”, declaró Vojtech Kotecky del movimiento Duha (Arcoiris). “El gobierno debería intentar incentivar al sector, no sofocarlo”, continuó.

El actual plan estratégico estima que para 2030, las fuentes renovables podrían cubrir un 15% del consumo eléctrico checo

Tres grupos, Areva (Francia), Atomstroiexport (Rusia) y Westinghouse (EEUU), han ofertado para la construcción de las dos nuevas unidades en Temelin, a unos 120 kilómetros al sur de Praga.

Con un costo estimado en 20 mil millones de euros, el contrato incluye una opción de construir un reactor en Dukovany y dos más en la planta Jaslovske Bohunice, en Eslovaquia.

El gobierno espera recibir ofertas el próximo año.

Planificada en los años dominados por el comunismo y abierta en el año 2000, Temelin tiene dos reactores de agua presurizada del tipo ruso VVER, con capacidad de 1.ooo megavatios cada uno, construido por la empresa Checa Skoda Plzen y equipados por Westinghouse.

A diferencia de lo que popularmente se cree, los reactores son distintos que los RBMK que explotaron en la planta de Chernóbil en la ex-Unión soviética en 1986, en lo que se considera aún el mayor desastre nuclear de la historia.

La planta de Dukovany, puesta en funcionamiento en 1985, cuenta con 4 reactores VVER  con una capacidad de 440 megavatios cada uno, también construidos por Skoda Plzen.

Además de la expansión de Temelin y la potencial construcción de una nueva unidad en Dukovany, el gobierno checo ha mencionado la posibilidad de construir una tercer planta en Blahutovice, en el noreste del país, en el 2040.

De acuerdo a Roman Portuzak, director del departamento de energía eléctrica del ministerio de industria, unas parcelas de tierra en el pueblo “están reservadas para la construcción de una importante planta eléctrica, puede ser nuclear, aunque no necesariamente”.

Las estaciones eléctricas checas, así como otras en países de Europa del este, han sido criticadas por Austria, que duda de sus medidas de seguridad.

El ministro de medio ambiente austríaco Nikolaus Berlakovich ha dicho recientemente que, “6 meses tras el terrible desastre de Fukushima en Japón, nuestros vecinos no han aprendido la lección”.

La autoridad gubernamental de seguridad nuclear (SUJB, en checo) insiste que las acusaciones son infundadas.

“El SUJB, así como sus pares nucleares en otros países, examina todos los incidentes que ocurren en plantas en el mundo y adopta las medidas adecuadas” dijo el vicepresidente del SUJB Petr Brandejs.

El nivel de seguridad de las plantas checas es “al menos comparable con otras en Europa” añadió.

 

Volver

 


Síganos en