|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

VIERNES
feb 23
Home Noticias Comercio estratégico En búsqueda de un comercio nuclear responsable, Infopuntual.
En búsqueda de un comercio nuclear responsable, Infopuntual. Imprimir Correo
Share

Comercio estratégicoInfopuntual, 15 jul 2010.

China decidió vender dos reactores nucleares a Pakistán con serios efectos en el andamiaje internacional de criterios y políticas para el suministro de tecnologías nucleares. Las normas de comercio para los materiales y actividades para los usos pacíficos de la energía nuclear es un tema política y comercialmente sensible. Es por ello que resulta indispensable que se desarrolle bajo reglas claras y previsibles.

El Grupo de Países Proveedores de estas tecnologías, que reúne a 45 Estados con capacidad de suministro, es el que suele adoptar por consenso los parámetros políticos y técnicos de ese comercio para asegurar que no atente contra los fines y propósitos del Tratado de No Proliferación. Esas disposiciones sufrieron una alteración sustantiva cuando se otorgó una excepción al principio de no comercializar con Estados no Partes del Tratado de No Proliferación. El acuerdo entre Estados Unidos y la India abrió una caja de pandora con consecuencias de lo más diversas en términos de comercio nuclear.

La más inmediata, entre otras, es la insistencia de China a una nueva excepción, en este caso con Pakistán que, al igual que la India, no es parte del TNP. China, sobre la base de argumentaciones similares a las formuladas por Estados Unidos respecto a India, pretende ubicar a Pakistán en el mismo pie de igualdad que la India. El tema fue tratado en la sesión del Grupo de Proveedores nucleares que se reunió en Nueva Zelandia.

La cuestión es compleja y puede tener distintas derivaciones. Por un lado, al existir la primera excepción (India) es difícil no aceptar la segunda (Pakistán) sin caer en criterios discriminatorios. Por otro, Pakistán cuenta con algunos antecedentes preocupantes y la carencia de controles internos adecuados para la transferencias de tecnologías sensibles. Existen pruebas fundadas que uno de sus técnicos más renombrados vendió tecnología de enriquecimiento de uranio a varios países, entre ellos a Irán. Esa actitud no actuaría a favor de Pakistán en el Grupo de Proveedores Nucleares por cuanto uno de los puntos centrales es que los países actúen con responsabilidad a la hora de transferir tecnologías. Ese antecedente constituiría una mancha grave en el historial pakistaní.

La excepción a India fue otorgaba sobre la base que dicho país mantuvo a través de los años un comportamiento distinto en la defensa de la no proliferación al no haber transferido tecnología sensible a pesar de contar con armamentos nuclear. Sin embargo, dicha excepción quebró un principio importante y el incentivo del TNP quedó debilitado.

Es de esperar que a partir de ahora existan claras manifestaciones sobre la importancia que reviste un comercio de tecnologías nucleares responsable y previsible, que tienda al fortalecimiento del Tratado de No Proliferación como al impulso de un comercio internacional que no esté regido por normas para arancelarias u otros comportamientos preferenciales que den ventajas a algunos suministradores de tecnología en perjuicios de otros.



Volver

 


Síganos en