|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

LUNES
abr 23
Home Noticias Armas nucleares & radiológicas Desmantelar la Mayor Bomba Atómica, sólo un Símbolo
Desmantelar la Mayor Bomba Atómica, sólo un Símbolo
Share

Statepress.com, por Page Gerrick, 1 nov 2011.

Medio siglo después de ser puesta en servicio, en el punto más álgido de la guerra fría, fue desmantelada en Texas un arma lo suficientemente poderosa para hacer 600 veces el daño hecho en Hiroshima. Estas bombas eran tan poderosas que podían crear un cráter con una profundidad de 750 pies, matando todo en un radio de 9-10 millas y diseminando radiactividad por cientos de millas.

El desmantelamiento marca un hito acercándonos al fin del armamento nuclear como lo conocemos. Estas bombas fueron desarrolladas con la intención de mantener a raya a la Unión Soviética y el mundo lejos de un holocausto nuclear. La frase “destrucción mutua asegurada” era la frase más prominente en la época, y una que era tan cierta como sombría. Este desmantelamiento es un paso en el nuevo tratado de reducción de armas estratégicas firmado por el presidente Barack Obama y su par ruso Dimitri Medvedev, el año pasado.

Desmantelar armas nucleares es un gesto importante hacia el mundo, demostrando que los Estados Unidos y Rusia son serios en cuanto a usar diplomacia por sobre las armas para mantener y restaurar relaciones pacificas.

La guerra fría era algo que gran parte de las nuevas generaciones nunca han tenido que pensar, por fuera de los límites de una clase de historia. La amenaza de un holocausto nuclear era una realidad para las generaciones pasadas, muchas no solo realizaron simulacros de ataque en las escuelas, sino que también tenían que refugiarse en refugios subterráneos construidos para la ocasión.

Somos afortunados por no tener que estar diariamente teniendo en cuenta un protocolo ante la posibilidad de una guerra nuclear. Siempre el objetivo fue terminar la amenaza de una guerra nuclear, nadie  se consolaba con la idea de una destrucción mutua asegurada.

Ronald Reagan dijo “Es mi ferviente objetivo y anhelo… que algún día no tengamos que confiar más en las armas nucleares para disuadir agresiones y asegurar la paz mundial. Con ese fin en mente, los Estado Unidos se encuentran comprometidos en un esfuerzo serio y sostenido para negociar importantes reducciones en los niveles de armas nucleares ofensivas, con la aspiración de eliminar estas armas de la faz de la tierra”.

Sin embargo, la amenaza de la guerra nuclear no está en el pasado; Corea del norte e Irán no han demostrado cooperación alguna en frenar su búsqueda de armas nucleares.

Mientras que Mahmoud Ahmadinejad le asegura que las armas nucleares son algo del pasado, rechaza abrir sus laboratorios para inspecciones internacionales conforme a los protocolos internacionales

No sabemos cuánto uranio enriquecido tiene Irán, a qué velocidad lo están enriqueciendo y si lo están haciendo a niveles armamentísticos. Esto viniendo de un hombre que no ha hecho secreto su deseo de destruir Israel y los judíos que allí habitan.

Hay una razón importante por la cual los Estados Unidos no han renunciado a las armas nucleares, tememos que algún día debamos usarlas para disuadir naciones rebeldes como Irán”.

Así es como, a pesar que este gesto de buena voluntad hacia Rusia cumpliendo el nuevo tratado de desarme (START) es admirable, es pequeño en un mundo donde una bomba de 5 toneladas ya es obsoleta.

Las armas modernas no necesitan pesar 5 toneladas para ser destructivas. Ahora son livianas, guiadas por laser y pueden ser más dañinas.

La guerra fría con la Unión soviética puede haber terminado, pero no cometan el error de pensar que no existe otra hoy en día, o al menos asomándose en el horizonte.

El juego no ha terminado, sólo los jugadores han cambiado.

Volver

 


Síganos en