|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Armas nucleares & radiológicas Partidarios de prohibir ensayos nucleares dan la bienvenida a la ratificación por parte de Indonesia del CTBT
Partidarios de prohibir ensayos nucleares dan la bienvenida a la ratificación por parte de Indonesia del CTBT
Share

Arms Control Association - Armscontrol.org, 6 dic 2011.

Hoy, el parlamento indonesio aprobó la ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT), que prohíbe todo tipo de ensayo nuclear y establece un sistema global para detectar y disuadir pruebas clandestinas.

Daryl G. Kimball, director ejecutivo de la Arms Control Association y coordinador del proyecto para el CTBT, que aúna una red de más de 50 ONG que apoyan la prohibición global de pruebas nucleares, dijo “Tras quince años desde el inicio de las negociaciones para el tratado de prohibición de ensayos nucleares, el largo camino para ver su fin no ha terminado, pero con la ratificación de Indonesia estamos un paso más cerca”.
“Damos la bienvenida al compromiso de Indonesia, que debería dar un nuevo impulso hacia alcanzar la realización del CTBT”, señaló Kimball.
El apoyo global al CTBT es generalizado, pero su puesta en funcionamiento formal requiere que un grupo específico de 44 países, listados en el Anexo 2, lo ratifiquen. Son 8 los países que aún deben hacerlo, incluyendo Estados Unidos, China, India, Pakistán, Israel, Egipto, Irán y Corea del norte.
“La ratificación por parte de EE.UU. y China es particularmente importante. Dada su existente moratoria en pruebas nucleares y firma del CTBT en 1996, Washington y Beijing tienen las mayores responsabilidades relacionadas con el tratado; sin embargo su falla en ratificarlo les ha negado a ellos, y a otros, la seguridad de alcanzar los beneficios en seguridad de un CTBT funcionando a pleno”.
El 28 de noviembre Linton Brooks, ex jefe de Administración de la seguridad nacional de los EE.UU., dijo: “… desde un punto de vista práctico, es casi seguro que los Estado Unidos no hará más pruebas. El impacto político en contra es muy negativo. Yo he estado dentro y fuera del gobierno muchas veces. Recientemente no he conocido a nadie que defienda volver a pedir autorización para realizar pruebas”.
Bajo las normas del Tratado, las potencias nucleares establecidas tendrían prohibido probar nuevos, más sofisticados diseños de ojivas nucleares. Sin tener la opción de probarlas, nuevos países en búsqueda de acceder a armamento nuclear no pueden perfeccionar ojivas más pequeñas y fáciles de llevar a cabo su lanzamiento. Aplicándose el CTBT, la capacidad global y nacional para detectar y disuadir posibles pruebas clandestinas por parte de otros estados tendría un aumento significativo y seria más efectivo en el accionar a corto plazo, pudiéndose utilizar inspecciones en los lugares donde se detecten eventos sospechosos.
En relación a esto, Kimball dijo que “aunque es posible mantener la moratoria voluntaria mantenida por las naciones con capacidad nuclear por algunos años más, el riesgo de la reanudación de las pruebas, de las actuales o nuevas armas, solo crecerá con el tiempo”.
“También, dudas sobre pruebas nucleares clandestinas pueden aparecer y con la ausencia de inspecciones, amparadas por el tratado, no podrían resolverse. Sin la ratificación del CTBT aumentará la incertidumbre y se debilitará la seguridad de los EE.UU.”, advirtió.
En su discurso frente a la Asamblea de las Naciones Unidas el 21 de Septiembre, el presidente Barack Obama dijo “los Estados unidos continuarán trabajando para prohibir las pruebas de armas nucleares…”. A principios de año, los presidentes Obama y Hu Jintao, de China, realizaron una declaración conjunta expresando su apoyo para la puesta en parcha del tratado.
“Damos la bienvenida a las declaraciones positivas de parte de los presidents Obama y Hu Jintao para que el CTBT entre en funcionamiento, pero sería mejor si tomaran acciones concretas hacia la ratificación en sus respectivas cámaras legislativas”, dijo Kimball
“Para indicar la seriedad de sus intenciones y dar sustento al esfuerzo, le pedimos al Presidente Obama que nombre a un coordinador del CTBT de alto rango”, recalcó Kimball.
“Estos esfuerzos toman su tiempo y puede que no se vean resultados en los meses venideros”, destacó. “Pero para construir el apoyo necesario para la ratificación, la administración Obama debe empezar a promocionar el tratado ya”.
“A medida que la administración Obama provea información actualizada, los senadores tendrán la responsabilidad de tomar en serio los méritos del tratado a la luz de nueva evidencia y no caer en conclusiones rápidas basándose en vieja y engañosa información”, exhortó Kimball.
“Mucho ha cambiado desde el corto debate en el Senado sobre el CTBT a fines de 1999”, dijo Kimball. “George Schultz, secretario de estado de la administración Reagan, dijo en Abril 2009 “(Los republicanos) pueden haber tenido razón en votar en contra (del tratado) hace algunos años, pero tendrían razones de hacerlo a favor hoy, en base de los hechos actuales… (Existen) nuevos datos que son muy importantes y deberían estar disponibles para los miembros del senado””.
“La ratificación por parte de China y los EE.UU. es clave y movilizaría al resto de los estados firmantes del CTBT”, dijo Kimball.
La posibilidad de una ratificación por parte de los Estados Unidos ya alienta nuevas posturas en la India. En una entrevista del 30 de Agosto 2009 en “The Hindu”, el entonces asesor en Seguridad Nacional M. K. Narayanan dijo, “Hoy por hoy, nuestro férreo compromiso es con la moratoria. Al menos no hay debate en relación a ello en la mesa chica.” Cuando se le preguntó si la India no tendría inconvenientes de firmar el tratado si otros, en especial China y los EE.UU. lo hicieran, Narayanan respondió “Creo que debemos tener una discusión completa sobre el CTBT. Superaremos esa valla llegado el caso”.
La ratificación por parte de Israel, Egipto e Irán ayudaría a reducir inquietudes relacionadas a la seguridad en la región. También sería un valioso aporte para la creación de un área libre de armas nucleares y de destrucción masiva en Medio Oriente.
“Irán fue, en algún momento, un participante activo en las negociaciones por el CTBT y en el 24 de Septiembre 1996 firmó el tratado”, subrayó Kimball. “Hoy, la ratificación por parte de Irán ayudaría a reducir las inquietudes sobre su programa nuclear y la posibilidad de desarrollar y desplegar armas nucleares. Mantener sin ratificar el CTBT aumenta aún más las dudas respecto a la naturaleza de sus actividades nucleares, que se encuentran bajo la investigación del OIEA”.

Volver

 


Síganos en