|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Armas nucleares & radiológicas La OTAN mantiene el papel de las armas nucleares en la disuasión
La OTAN mantiene el papel de las armas nucleares en la disuasión Imprimir Correo
Share

Rachel Oswald, Global Security Newswire, 21 may 2012.

Armas nucleares & radiológicasLos líderes de 28 países de Europa y de América del Norte, reunidos en Chicago en la Cumbre de la OTAN aprobaron el domingo una revisión general de la postura que mantiene a las armas nucleares como un medio clave para disuadir las amenazas enemigas.

La Revisión de la Postura de Disuasión y Defensa aprobada en la Cumbre de la alianza militar duró dos días en Chicago, e indicó que "las armas nucleares constituyen un componente básico de las capacidades generales de la OTAN para la disuasión y la defensa junto con las fuerzas de defensa convencionales y misilísticas. La revisión ha demostrado que la postura actual sobre la fuerza nuclear de la alianza cumple con los criterios para una disuasión efectiva y para la postura de defensa”.

La OTAN incluye a tres potencias nucleares -Francia, Reino Unido y los Estados Unidos-. Londres despliega sus armas nucleares exclusivamente con misiles balísticos a bordo de submarinos, mientras que Francia utiliza tanto submarinos como bombarderos estratégicos. Los Estados Unidos esgrimen la tríada nuclear completa de misiles en tierra, bombarderos y submarinos, incluyendo cerca de 200 armas no estratégicas desplegadas en Europa.

Los arsenales están destinados a evitar una agresión contra los Estados que las poseen, y a proporcionar un "paraguas nuclear" para las naciones aliadas ya sean de la OTAN o estén fuera de ella.

Las organizaciones que persiguen el desarme nuclear a nivel mundial han pedido a la OTAN abandonar la dependencia de las armas estratégicas como un componente de la defensa, que ellos ven como un remanente cada vez más obsoleto de la Guerra Fría.

En su Cumbre anterior en 2010, en Lisboa, Portugal, la alianza de 28 miembros se comprometió por primera vez, en virtud de un Concepto Estratégico revisado, "con el objetivo de crear las condiciones para un mundo sin armas nucleares".

Sin embargo, la evaluación de la Postura de Disuasión y Defensa, que fue ordenada por la Cumbre de Lisboa, reafirmó que “la garantía suprema de los aliados está proporcionada por las fuerzas nucleares estratégicas de la alianza, en particular las de los Estados Unidos. Remarcó que los arsenales estratégicos de Francia y el Reino Unido” contribuyen a la disuasión y a la seguridad de los aliados en general”.

El bloque militar occidental este fin de semana volvió a aceptar el objetivo de crear un ambiente adecuado para el desarme nuclear, al mismo tiempo que sostuvo que "mientras existan armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear".

Los defensores del desarme no fueron particularmente optimistas respecto de un avance significativo sobre el tema en esta cumbre de Chicago. Se esperaba, sin embargo, que la alianza pudiera tomar medidas limitadas, tales como aprobar un cambio en la postura de disuasión al declarar que el propósito central de las armas nucleares fuese disuadir un ataque similar.

En cambio, líderes de la alianza en el documento de la Disuasión y Defensa hicieron suya la opinión sobre "la importancia de las garantías de seguridad negativas, unilaterales e independientes por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Francia".

"No sería apropiado que la OTAN haga comentarios sobre las decisiones individuales de los Estados soberanos" cuando se trata de las garantías negativas de seguridad - el compromiso de no utilizar armas nucleares contra Estados que no poseen dichas armas - comentó un funcionario de la alianza a Global Security Newswire en la explicación de por qué la OTAN no hizo pública una política declaratoria contra el papel específico de armas nucleares. Este funcionario solicitó anonimato conforme al protocolo diplomático estándar.

En su Revisión de la Postura Nuclear de 2010, Washington, especificó que no usaría sus armas nucleares contra Estados sin armas nucleares que se adhieran a los regímenes internacionales de no proliferación. Londres ofreció una garantía análoga ese año en su Revisión Estratégica de Defensa y Seguridad. Sólo París se ha negado a precisar que no hará uso de su arsenal nuclear en países que carezcan de tal elemento de acuerdo con un análisis en marzo de Arms Control Association.

La nueva Revisión de la Postura de Disuasión y Defensa, tampoco aceptó el llamado de los defensores del control de armas para la reducción inmediata, retiro, o la consolidación de las bombas de gravedad B-61 de Estados Unidos que se entiende se alinearán en Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos, y Turquía.

Por el contrario, el documento compromete a la alianza a "crear las condiciones... para fomentar las reducciones de armas nucleares no estratégicas asignadas a la OTAN" y para "asegurar que todos los componentes de la disuasión nuclear de la OTAN permanezcan a salvo, seguros y eficaces."

La justificación militar para las armas tácticas estadounidenses desplegadas está siendo puesta cada vez más en tela de juicio, a más de dos décadas de la caída de la Unión Soviética. La administración Obama ha señalado su interés en retirar las bombas de gravedad bajo un nuevo tratado de control de armas nucleares con Rusia. Mientras Alemania y otras naciones han expresado su apoyo a la retirada, no todos los miembros de la OTAN se sienten cómodos con la eliminación estadounidense de lo que ven como un símbolo clave del compromiso perdurable de dicho país con la seguridad física de Europa.

Para la alianza es un problema a futuro, los programas de modernización de los aviones europeos con capacidades nucleares que podrían llevar armas tácticas norteamericanas en caso de un ataque ordenado.

Los aviones de combate de Bélgica, Alemania, Italia y los Países Bajos están llegando al final de su vida útil. Los cuatro países deben decidir dentro de los próximos años si deben ordenar aviones de combate de reemplazo que puedan llevar tanto bombas nucleares o convencionales, se entiende que Turquía ya no mantendrá aeronaves que puedan llevar armas nucleares de caída libre.

Algunos observadores quisieron que los líderes de la OTAN usaran la cumbre de Chicago para hablar sobre un calendario y un proceso para determinar el futuro de las armas tácticas estadounidenses en Europa.

El DDPR llama “a los comités apropiados a desarrollar conceptos de cómo garantizar la participación más amplia posible de aliados interesados en acuerdos de intercambio nuclear, incluido el caso de que la OTAN estuviera decidida a reducir su dependencia de armas nucleares no estratégicas localizadas en Europa”. “Los aliados interesados” se refieren a todos los países de la OTAN excepto Francia, que no participa en el Grupo de Planes Nucleares.

La alianza especificó su voluntad de provocar el retiro de las bombas de gravedad estadounidenses “en el contexto de medidas recíprocas por parte de Rusia, teniendo en cuenta las reservas de armas nucleares no estratégicas rusas más grandes asentadas en el área euro-atlántica".

Se estima que Rusia mantiene unas 2.000 ojivas nucleares tácticas "en un almacén central " y otras 5.500 bombas que ya no están en servicio activo y están en espera de su potencial desmontaje.

Avanzando hacia las Defensa de Misiles

El domingo, Dirigentes de la Alianza, como era de esperar, declararon el establecimiento de una capacidad intermedia limitada para derrotar ataques de misiles balísticos sobre el sur europeo.

“La OTAN operativamente, tendrá ahora una significativa misión de defensa de misiles balísticos. Sera limitada en la fase inicial, pero se expandirá con el tiempo”, dijo el embajador de EE.UU. ante la OTAN Ivo Daalder la tarde del domingo en una rueda de prensa. “A partir de hoy proveerá una protección real a las partes europeas de la OTAN contra los ataques de misiles balísticos”.

La capacidad antimisiles implica radares de largo alcance norteamericanos desplegados en Turquía, rotación de misiles destructores norteamericanos equipados con sistemas Aegis en el Mediterráneo y un centro de comando y control con base en Ramstein, Alemania.

“Con los procedimientos iniciales de mando y control de la OTAN en el país, el presidente [de EE.UU.] ha dirigido al secretario de defensa [de EE.UU.] para transferir el control operacional del radar de EE.UU. en Turquía a la OTAN", afirma un informe de la Casa Blanca. "La información del radar, junto con el sistema de comando y control de la OTAN, da a los comandantes de misiles de defesa de la OTAN una imagen operativa completa y en tiempo real, lo que les permite emplear efectivamente los recursos disponibles de defensa misilística”.

Los destructores estadounidenses con Aegis asignados a Europa también pueden ser asignados “tanto como sea necesario” a control operativo de la OTAN, según el informe.

"Hemos designado al Comandante Aliado Supremo de Europa, el almirante Jim Stavridis, como el comandante de la misión de defensa balística. Hemos probado y validado la capacidad de comando y control por parte de cada uno de los 28 aliados”, dijo Daalder. “Los aliados se han comprometido a invertir más de mil millones de dólares en comando y control y la infraestructura de comunicaciones necesaria para apoyar al sistema de defensa de misiles balísticos de la OTAN".

En otra conferencia de prensa del domingo el Secretario General de OTAN, Anders Fogh Rasmussen, describió el logro como “el primer paso hacia nuestro objetivo a largo plazo de proporcionar una cobertura y protección completa para todas las poblaciones, territorios y fuerzas europeas de la OTAN”.

Con los Estados Unidos a la cabeza y cargando la gran mayoría de los costos, los miembros de la alianza intentan mejorar y coordinar sus respectivas capacidades antimisiles bajo mando y control de la OTAN. El “enfoque adaptativo y progresivo” del gobierno de Obama se encuentra en el núcleo de este esfuerzo, insta por la ubicación gradual, entre ahora y el 2020, de un sistema cada vez más avanzado de interceptores terrestres marítimos -y terrestres – localizados alrededor de Europa.

El escudo antimisiles interino anunciado el domingo será seguido con una declaración de una capacidad “operacional inicial” antimisiles dentro de tres años y, finalmente, en 2018, el logro de una capacidad “operativa plena”, dice el reporte.

"Esto es trabajo en equipo transatlántico verdadero: los Estados Unidos y sus aliados europeos invirtiendo en nuestra seguridad común", dijo Rasmussen. "Es un excelente ejemplo de la renovada cultura de cooperación a la que llamamos Defensa Inteligente: los países trabajando juntos para desarrollar capacidades que no podrían desarrollar por separado”.

Rusia ha sido un crítico vehemente del plan de la OTAN, que sospecha será destinado a contrarrestar la las fuerzas nucleares estratégicas rusas. En cambio, Bruselas y Washington sostienen que el sistema está apuntado a Irán, aunque han desestimado el pedido de Moscú para un compromiso jurídicamente vinculante sobre el tema de la focalización. Rusia, por su parte, ha amenazado con una respuesta militar, incluyendo el despliegue de misiles balísticos de corto alcance en territorio fronterizo con los Estados de Polonia y Lituania, miembros de la OTAN.

"Hemos invitado a Rusia a cooperar en la defensa antimisiles y esta invitación aún está en pie", dijo Rasmussen.

Volver

 


Síganos en