|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

LUNES
abr 23
Disuasión y defensa Imprimir Correo
Share

Global Security Newswire, 21 may 2012.

La OTAN desde Lisboa, y ahora en Chicago, viene revisando su postura para encarar al siglo XXI con respecto a las amenazas a la alianza, dados los cambios que se están dando en la seguridad global. Además de reforzar la cohesión interna, se consolidó la intención de cooperación para el control de armas, la no-proliferación y el desarme.

La persistencia de conflictos regionales continúa siendo un tópico central para la OTAN, de hecho los gastos en defensa en otras partes del mundo están aumentando, junto con la adquisición de capacidades avanzadas por las potencias emergentes. Además la globalización, también trae nuevos desafíos, como las ciber-amenazas. El ambiente económico actual es, también, una amenaza en sí mismo, dadas las reducciones de presupuestos para la defensa.

“[Las] armas nucleares son un componente central de las capacidades generales de la OTAN para la disuasión defensa además de las fuerzas y misiles convencionales. La revisión mostró que la postura nuclear de la alianza cumple, en la actualidad, los criterios para una postura de defensa y disuasión efectiva.”

Se busca prevenir la agresión de los estados que las posean y proveer un paraguas nuclear para los estados miembros. Mientras se busca crear las condiciones y opciones para la reducción de armas nucleares no-estratégicas los aliados asegurarán que todos los componentes disuasorios de la OTAN estén seguros y efectivos conforme dure la política de disuasión nuclear. Incluso el CAN [NAC] buscará integrar a los aliados en los acuerdos, incluidos a los de reducción de armas nucleares no-estratégicas en Europa.

Con relación al desarme, aunque no hay una declaración específica de la OTAN, Obama prometió sacar las bombas B-61 –junto con Rusia– lo que generó cierta desconfianza en algunos miembros que lo ven como el símbolo del compromiso de EEUU por la defensa europea. Esto es un factor que amenaza con romper, potencialmente, con la cooperación en un sentido dual. Puede desequilibrar “occidente-oriente” dado que si EEUU retira sus armas de Europa, las armas rusas, aunque replegadas en su territorio, quedarían dentro del continente. Y lo que es aún más grave, uno de principales motivos para unirse a la OTAN de los países débiles es el escudo nuclear de EEUU, si éste lo retira completamente puede amenazar la supervivencia de la Alianza.

Por otra parte las fuerzas convencionales, indispensables para la disuasión y defensa, también son cruciales para la cohesión de la OTAN y para responder a las preocupaciones de los Estados miembros. La alianza se preocupa por aumentar las oportunidades de sus fuerzas convencionales, entrenando y ejercitando, en conjunto, para fortalecer su habilidad de operar en su territorio y fuera de él.

Igualmente, la locación y mantenimiento de las capacidades requiere un nuevo enfoque que hace hincapié en la identificación y búsqueda de prioridades, cooperación multinacional, la especialización, y esfuerzos para asegurar la interoperabilidad. Este trabajo está direccionado a cumplir con las denominadas Fuerzas 2020.

La proliferación de los misiles balísticos es otra preocupación para la OTAN, su capacidad será clave para la disuasión y defensa. Ya en Lisboa se habían acordado capacidades para la protección de todas las poblaciones de los estados miembros. Ahora en Chicago se consiguió una Capacidad Provisional para estos misiles. Si bien la fase inicial será limitada, se expandirá a través del tiempo, proveyendo defensa misilística a toda Europa

EEUU contribuirá con el Enfoque Europeo Adaptativo por Fases, y además se incentivan contribuciones individuales. Se mantiene el compromiso de Lisboa de las capacidades más urgentes para construir una verdadera defensa inter-operativa de la OTAN sobre la capacidad de la Capa Activa del Teatro de Misiles Balísticos de Defensa de la OTAN.

Estos misiles no pueden ser substitutos de las armas nucleares, son complementarios en la disuasión. No estarán orientados contra Rusia ni buscan tunelear las capacidades rusas. En su espíritu de reciprocidad, busca cooperar con Rusia como aliado extra OTAN

Por último la OTAN se ha preocupado por la coordinación de posiciones de control de armas, tomando parte directa en las negociaciones de control e implementación, ayudando a elevar también la conciencia internacional.

Se busca intensificar los intercambios de transparencia y confianza con Rusia comprendiendo las posturas mutuas sobre las armas nucleares no estratégicas

Volver

 


Síganos en