|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

VIERNES
feb 23
Home Noticias Seguridad internacional La mayoría de los estados con armas nucleares ausentes en conferencia sobre impacto humanitario
La mayoría de los estados con armas nucleares ausentes en conferencia sobre impacto humanitario PDF Imprimir Correo
Share

Seguridad internacional

Fundación NPSGlobal, 21 feb 2014.

Ciento cuarenta y seis naciones asistieron a la Segunda Conferencia sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares, en Nayarit, México, la semana pasada, pero la mayoría de los estados con armas nucleares no se presentaron.

Los ausentes de la reunión de dos días fueron los representantes del Grupo P5 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas – Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Gran Bretaña), como también Israel y Corea del Norte. India y Pakistán fueron los únicos estados nuclearmente armados que asistieron a la reunión.

Los participantes, que incluyeron también las Naciones Unidas, el Comité Internacional de la Cruz Roja, 35 organizaciones nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y organizaciones de la sociedad civil escucharon el testimonio de sobrevivientes de los ataques de Hiroshima y Nagasaki (hibakushas), expertos y académicos quienes documentaron las consecuencias devastadoras que tendría una explosión nuclear, de cualquier origen, sobre la seguridad alimentaria, el desarrollo económico, la salud pública, el cambio climático y las migraciones de personas.

Muchos de los gobiernos asistentes y otros delegados expresaron la creencia de que una documentación exhaustiva de la naturaleza catastrófica y del alcance global de una detonación nuclear dará suficiente ímpetu al movimiento para lograr un tratado para dejar las armas nucleares fuera de la ley internacional.

Otros enfatizaron que el progreso dependía de esfuerzos exitosos para convencer a los estados con armas nucleares para que acepten a los estados sin armas nucleares como participantes esenciales en negociaciones específicas sobre los distintos aspectos del control de armas y del desarme nuclear.

El gobierno mexicano, que fue anfitrión de la Conferencia realizada el 13 y 14 de febrero, señaló que las armas nucleares son las únicas armas de destrucción masiva que no han sido declaradas ilegales. También enfatizó que las armas nucleares son la más peligrosa, destructiva, indiscriminada, dañina, riesgosa y costosa manera de librar guerras en la historia de la humanidad.

Galería de imágenes

 

Consenso respecto del horror de las explosiones nucleares, pero... diferencia de criterios respecto de las estrategias para promover el desarme nuclear

Juan Manuel Gómez Robledo, Subsecretario de Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México y presidente de la Conferencia de Nayarit, dijo que los detalles del impacto del uso de las armas nucleares están cambiando los corazones y mentes de personas en todo el mundo, y así convirtiéndose “en la esencia de los esfuerzos de desarme”.

Otros delegados fueron aún más contundentes en sostener que la nueva tendencia de focalizarse en el impacto humanitario de las armas nucleares y no en las cuestiones de seguridad de los estados con armas nucleares, es un aspecto clave del cambio paradigmático que se necesita para revitalizar las negociaciones sobre desarme.

Activistas de la sociedad civil indicaron que hasta ahora los estados con armas nucleares se han aferrado a las armas nucleares como símbolos de poder y prestigio, alegando que ayudan a disuadir ataques de potenciales enemigos. Sostuvieron que la única forma de romper el estancamiento de las conversaciones sería focalizar dichos debates en el impacto que tendría el uso de las armas nucleares sobre seres humanos. De esta forma también se lograría sumar nuevos actores a las negociaciones, incluyendo organizaciones de sociedad civil.

Pero otros delegados expresaron que es toda una señal que los representantes del P5 no se presentaran en Nayarit para el tipo de discusión que se estaba llevando a cabo. Agregaron que mientras que está claro que las doctrinas de seguridad nacional han complicado el progreso hacia el desarme, de todos modos sería difícil involucrar seriamente a los estados con armas nucleares en negociaciones si los planteos desconocieran las realidades de la seguridad nacional, las tensiones regionales y los desafíos para lograr un avance equilibrado hacía el desarme.

Irma Arguello, representando a la Fundación NPSGlobal y la Red de Lideres de América Latina y el Caribe para el Desarme y la No Proliferación, dijo que mientras que hace falta un cambio de mentalidad para romper el fuerte paradigma de seguridad, también hace falta encarar los esfuerzos relacionados con propuestas concretas que vayan más allá de los enunciados.

“Esto implica un gran desafío de sensibilidad, mucho conocimiento, realismo y decisión por parte de todos aquellos que apoyamos este humanitario objetivo”, dijo. 

La fundamental participación de los estados sin armas nucleares

Hubo una controversia subyacente respecto de la relevancia de la participación de los estados poseedores de las armas. Mientras algunos delegados alegaban por un instrumento legal y vinculatne para prohibir las armas nucleares, independientemente de la aceptación de los estados nuclearmente armados, otras opiniones prononía un proceso incluisvo con la participacón de dichos estados. Estuvo claro en todo momento que respecto de desarme nuclear los países sin armas nucleares tienen un claro rol para jugar.

Arguello indicó que “la mejor manera de no avanzar es dejando el desarme nuclear exclusivamente en las manos de los que poseen las armas”.

Ella y otros delegados instaron a los estados con armas nucleares a participar en la próxima Conferencia sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares, que será organizada por el gobierno de Austria en Viena en la segunda mitad de 2014. El Ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Sebastian Kurz, dijo al anunciar la Tercera Conferencia que es importante que la reunión tenga lugar en Europa ya que la región aún persiste en emplear doctrinas de seguridad sobre la base a conceptos derivados de la Guerra Fría.

Una conjunto amplio de expertos dió testimonio sobre los riesgos relacionados con armas nucleares y las consecuencias devastadoras de una explosión nuclear sobre todos los aspectos de la actividad humana. Representantes de Chatham House, "think tank" con sede en Londres, presentaron una larga lista de situaciones que pudieron derivar en la detonación de un arma nuclear, indicando que la lista era una prueba fehaciente de la existencia del riesgo nuclear. Agregaron que ese riesgo alcanza niveles inaceptables cuando es combinado con el impacto potencial de un incidente nuclear.

Gómez Robledo brindó un resumen de las conclusiones de la Conferencia, puntualizando que los riesgos de una explosión nuclear crecen día a día mediante la proliferación. Mencionó que cualquier detonación nuclear seria un evento global, ya que traspasaría las fronteras nacionales, causaría sufrimiento y efectos negativos de largo plazo sobre los humanos, incluyendo patologías hereditarias.

“El amplio espectro de daño y el impacto negativo provocado por una eventual explosión nuclear, como también la inmensa cantidad de recursos utilizados para mantener y modernizar los arsenales nucleares, hacen que la mera existencia de estas armas sea absurda, pone en duda los argumentos en defensa de las armas y en fin, son contrarias a la dignidad humana,” dijo.

La Conferencia no adoptó ninguna resolución formal. No está claro si la nueva Conferencia, convocada por Austria, encontrará manera de lograr la asistencia de los P5 y los otros estados nuclearmente armados.

Arguello, quién también forma parte del Comité que conduce el Fissile Materials Working Group, sugirió que los estados deberían tomar en cuenta la importancia de asegurar que los materiales nucleares aptos para fabricar armas no caigan en manos de terroristas o de otros estados, algo que sería facilitar a la proliferación, como también reconocer la relación intima de los esfuerzos de seguridad nuclear con la agenda de desarme.

Instó a los estados que estarán presentes en la próxima Cumbre de Seguridad Nuclear de La Haya que se realizará en marzo próximo a enunciar sus compromisos para detener la producción de dichos materiales nucleares sensitivos y para reducir sus inventarios actualess. Adicionalmente, instó a los estados allí presentes a convertirse en partes de la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares – CPPNM por sus siglas en inglés, y a ratificar su enmienda de 2005 (que no ha entrado en vigor aún). Adicionalmente, señaló la necesidad de que los estados con armas nucleares se comprometan a través de garantías negativas de seguridad a nunca utilizar estas armas contra los que no las poseen.

“Con estos pocos ejemplos quise ilustrar el hecho de que con acciones pequeñas pero significativas, se pueden ir dando grandes pasos para apartarnos del posible uso futuro de un arma nuclear por cualquier actor”, dijo.

Lea la declaración completa de Irma Argüello, presidente de la Fundación NPSGlobal.

Lea el resumen final del presidente de la Conferencia, Juan Manuel Gómez Robledo, subsecretario de Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México. (en inglés)

Volver

 


Síganos en