|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Actores no-estatales Yihadistas de Libia comparten ideales, no lazos con Qaeda.
Yihadistas de Libia comparten ideales, no lazos con Qaeda. Imprimir Correo
Share

Actores no-estatalesImed Lamloum, AFP, 8 oct 2013.

Tripoli- Abu Anas al-Libi, capturado en una atrevida redada estadounidense, una vez fue parte del círculo interno de Osama Bin Laden, pero parece tener pocos lazos con la nueva generación de yihadistas libios.

Musulmanes inspirados por la guerra de Al-Qaeda en occidente han florecido en la caótica Libya post Kadhafi, pero desde entonces poco interés en la esencia del grupo fundado por Bin Laden en la década de 1990, lo cual ha sido diezmado por los arrestos y los ataques de los drones norteamericanos en la Guerra del Terror, de una década de duración.

Pero como una medida sobre el poco éxito de ésa campaña, jóvenes militantes ahora ondean la bandera negra del islam radical en las zonas de guerra, desde Mali hasta Siria, mientras que Libi parece vivir la vida tranquila de un retirado en Tripoli, con poco si no es nada de involucración en la creciente yihad que recorre su país.

Su historia sigue el arco de décadas de lucha y crecimiento de Al-Qaeda de un pequeño grupo de exiliados amargados a una ideología aprovechado por militantes encerrados en conflictos en todo el mundo musulmán.

Al igual que muchos yihadistas libios, Abu Anas al-Libi - cuyo verdadero nombre es Nazih Abdul Hamed al-Raghie - fue expulsada de su país natal durante la brutal represión de Muamar Gadafi a los islamistas en la década de 1990.

El experto en informática fue recibido con los brazos abiertos por el naciente grupo de Bin Laden, con entonces base en Sudán, y de acuerdo con una acusación de EE.UU. ayudó primer ataque importante del plan de Al-Qaeda - el bombardeo de las embajadas en Kenia y Tanzania, donde murieron más de 200 personas .

Después de más de una década huyendo, Libi y otros ex operativos de Al Qaeda regresaron a Libia tras el estallido de la sublevación 2011 contra Gadafi. Al ser veteranos de conflictos en Afganistán entre otros lados, disfrutaron una cierta notoriedad entre la generación más joven de rebeldes musulmanes, y algunos establecieron campos y reclutaron nuevos luchadores.

Unos pocos todavía operan campos de entrenamiento para tanto libios como extranjeros que quieran unirse a la guerra en Siria, así lo declaró un diplomático asentado en el este de la ciudad de Benghazi en anonimato.

Y, sin embargo, muchos analistas creen que las milicias musulmanas libias han adquirido una vida propia, negándose a aliarse formalmente con Al-Qaeda porque se consideran a sí mismos como un grupo más poderoso.

Ansar al-Sharia, por ejemplo, quien es creído haber lanzado el ataque de septiempre 11 de 2012 en la misión estadounidense en Benghazi, matando al embajador de Estados Unidos y a tres otros norteamericanos, no tiene vínculos aparentes con el núcleo de Al-Qaeda en Pakistán ni Afganistán.

“Hay varios grupos que comparten una extensa afinidad ideológica con Al-Qaeda en el sentido en que defienden un estado basado en la ley islámica y nutren la hostilidad hacia el occidente”, dijo Claudia Gazzini, una analista libia para el Grupo Internacional de Crisis con sede en Bruselas.

"También hay evidencia de que las personas que en el pasado habían contactos con altos agentes de Al-Qaeda están en Libia hoy en día. Pero nada de esto por sí solo indica que estos individuos y grupos tienen una afiliación directa con la organización."

Yihadistas, pero no Al-Qaeda.

Desde la caída y asesinato de Kadhafi en octubre de 2011, Libia ha sido la escena de varios bombardeos y otros ataques por occidente y las fuerzas de seguridad libia.

“Ciertamente, hay simpatizantes de Al-Qaeda en Libia, como los hay en cualquier lado, aún en los Estados Unidos, pero no hay yihadistas de Al-Qaeda en Libia,” confirmó Fraj Najem, un analista basado en Tripoli.

“No ha habido evidencia concreta de una presencia de Al-Qaeda en Libia.”

En lo que se refiere a Libi, Najem insiste en que cesó todas las actividades relacionadas con Al-Qaeda después de su regreso, una afirmación apoyada por miembros de la familia y otras personas cercanas al Libi, que insisten en que él llevó una vida tranquila, saliendo raras veces, excepto para asistir a las oraciones en una mezquita cercana.

Amor Bushaala, un analista basado en Benghazi, extensamente visto como el cielo para los musulmanes, mientras que el este de Libia ha visto decenas de ataques reivindicados a los islamistas, ninguno ha sido atribuido a Al-Qaeda.

Sin embargo, los observadores han señalado los vínculos evidentes entre los grupos libios y ramificaciones de Al Qaeda que operan en el norte de África, entre ellos Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y los Signatarios de Sangre, fundada por el ex líder de AQMI, Mokhtar Belmokhtar.

Libi estaría detenido a bordo de un buque de la Armada de EE.UU. en el Mediterráneo, donde estaría siendo interrogado acerca de los planes futuros de Al-Qaeda en Libia y en otros lugares.Y, sin embargo, dos décadas después de unirse al sorprendentemente resistente movimiento de Bin Laden, puede que tenga muy poco que decir.

 

Volver

 


Síganos en