|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Actores no-estatales El terrorismo con ADM se mantiene como una grave amenaza, dice EE.UU.
El terrorismo con ADM se mantiene como una grave amenaza, dice EE.UU.
Share

NTI - Global Security Newswire, 25 ago 2010.

La posibilidad de que una organización terrorista pueda lanzar un ataque de armas de destrucción masiva sigue siendo una de las “amenazas más graves” para la seguridad de los Estados Unidos y sus aliados, dijo el Departamento de Estado de los EE.UU. en su informe anual sobre el terrorismo.

El “Informe del País sobre el Terrorismo 2009" refirió a la amenaza del terrorismo con respecto a las armas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares y a la respuesta de Washington a estos peligros.

El Departamento de Estado señaló que al-Qaeda y otros grupos extremistas han expresado su interés en adquirir armas nucleares.

"La difusión de información científica y técnica relativa a la construcción de armas nucleares, algunas de las cuales ya están disponible en Internet, ha aumentado el riesgo de que una organización terrorista en posesión de suficiente material fisible pueda desarrollar su propia arma nuclear cruda", dice el informe. "La producción completa de un arma nuclear depende en gran medida del acceso del grupo terrorista a materiales nucleares especiales así como a conocimientos científicos y de ingeniería”.

Gracias a los esfuerzos de proliferación de "países irresponsables" como Corea del Norte, "el número de fuentes potenciales de armas o materiales nucleares poco seguras se encuentra desafiando al esfuerzo mundial para controlar y contabilizar los materiales nucleares", según el Departamento de Estado. Los extremistas también podrían recurrir a las redes de contrabando clandestinas y a las organizaciones criminales internacionales para ayudarlos en la adquisición o el desarrollo de dispositivos nucleares, dice el informe.

Mientras que la detonación terrorista de una "bomba sucia" radiológica no sería tan desastrosa como un ataque nuclear terrorista, la prevalencia de sustancias radioactivas "en casi todos los países" significa que es mucho más fácil adquirir los materiales para construir un arma, dice el informe.

"La mayoría de los materiales radiactivos carecen de la fuerza suficiente para presentar un riesgo significativo a la salud pública una vez dispersos, mientras que los materiales que presentan un mayor peligro requerirían que los terroristas tengan la experiencia para manejarlos sin exponerse a dosis radiación que los incapaciten o a la detección durante el tránsito a través de fronteras internacionales", dice el informe.

Sin embargo, la detonación de un arma radiológica - que usaría explosivos convencionales para dispersar el material radiactivo - podría causar una cantidad significativa de pánico e “interrupción” financiera, dijo el Departamento de Estado.

El informe señala la posibilidad de un ataque bioterrorista, ya que "los materiales necesarios para producir un arma biológica están disponibles en los laboratorios de todo el mundo”. Se cree que Al-Qaeda ha presionado más duro que otros grupos terroristas para obtener o producir armas biológicas, según el informe, que cita el descubrimiento de EE.UU de un laboratorio sin terminar en Afganistán.

"Si se produce y pone en libertad correctamente, los agentes biológicos pueden matar en una escala masiva y, si los terroristas utilizan un agente patógeno que pueda transmitirse de persona a persona, la enfermedad podría extenderse rápidamente por medio de los viajes aéreos comerciales a través de océanos y continentes antes de que las autoridades puedan darse cuenta que sus naciones han sido atacadas", dice el informe.

El Departamento de Estado señaló los esfuerzos de los extremistas para adquirir y desplegar rápidamente químicos tóxicos disponibles: "El crecimiento y la sofisticación de la industria química en todo el mundo, incluido el desarrollo de sintéticos complejos y materiales de doble uso, puede hacer que la tarea de prevención y protección contra esta amenaza [las armas químicas] más difícil".

En sus esfuerzos para combatir la amenaza de un ataque terrorista con armas de destrucción masiva, los Estados Unidos han puesto en marcha múltiples iniciativas que incluyen la Iniciativa Global para Combatir el Terrorismo Nuclear. La iniciativa es dirigida conjuntamente por Rusia y los Estados Unidos y abarca a 77 miembros que han dado su aprobación a varios principios básicos de seguridad nuclear. Desde su creación, el programa ha llevado a cabo 34 operaciones multinacionales y celebró cinco foros de alto nivel.

Los Estados Unidos tienen una serie de prioridades en su esfuerzo contra el terrorismo con armas de destrucción masiva, dice el informe. Estos incluyen la identificación de las "intenciones, capacidades y planes" de los extremistas para producir u obtener armas no convencionales y la probabilidad de que esto se produzca; la prevención de que los terroristas adquieran los materiales, conocimientos técnicos u otros medios para llevar a cabo este tipo de ataque", con un enfoque particular sobre el material fisible utilizable para armas, agentes patógenos peligrosos y químicos tóxicos ", y disuadir a los posibles atacantes y sus aliados de considerar o llevar a cabo de hecho un ataque.

Entre los programas que se utilizan para reducir la amenaza del terrorismo con AMD, dice el informe, se encuentra la Iniciativa para la Seguridad contra la Proliferación, que tiene por objeto interceptar el contrabando de materiales de AMD; la Iniciativa para la Reducción de la Amenaza Global para garantizar o eliminar los materiales nucleares y radiactivos vulnerables; y la Iniciativa Mundial para Combatir el Terrorismo Nuclear, “un marco estratégico de 77 socios y cuatro observadores que están decididos a fortalecer la capacidad individual y mundial para prevenir, detectar, y responder a un ataque terrorista nuclear".

El informe dice que el año pasado la "central de al-Qaeda en Pakistán continuaba siendo la principal amenaza para la seguridad del territorio de los EE.UU.", según un comunicado del Departamento de Estado.

Las agencias de inteligencia descubrieron que las entidades de al-Qaeda, especialmente al-Qaeda en la Península Arábiga, continuaban planeando ataques contra Estados Unidos.

La red terrorista "ha sufrido varios reveses importantes en 2009 debido a las operaciones militares de Pakistán que apuntaban a eliminar los bastiones militantes, a eliminar el liderazgo, y a generar una mayor dificultad para reunir dinero, reclutas, y planificar ataques fuera de la región", dijo el departamento.

"Al-Qaeda continúa sus esfuerzos para fomentar a las principales filiales regionales y redes terroristas para perseguir una agenda global, utilizando Internet como un medio para distribuir propaganda y la infraestructura de telecomunicaciones para planificar ataques y coordinar los movimientos", dice el comunicado. "En el futuro, este será un espacio de atención permanente para los Estados Unidos".

Se realizaron 10.999 ataques terroristas en todo el mundo en 2009 que mataron a 14.971 personas, descubrió el Departamento de Estado. Ese número, sin embargo fue el más bajo desde hace cinco años. El año más mortífero de los ataques terroristas en ese período fue 2006, que vio 14.443 ataques que mataron a 22.736 personas, según el informe.

Cuba, Irán, Sudán y Siria fueron todos citados como estados patrocinadores del terrorismo, con Teherán acusado de ser el patrocinador principal de los grupos militantes extremistas, según un comunicado del Departamento de Defensa. Grupos extremistas también estuvieron activos en Afganistán, Irak, Líbano, Pakistán, Somalia, Yemen y otros lugares, según el informe.

 

Volver

 


Síganos en