|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

SÁBADO
ene 20
Home Noticias Materiales sensitivos Desmienten que el material incautado en Bolivia sea uranio
Desmienten que el material incautado en Bolivia sea uranio Imprimir Correo
Share

La Nación, con comentarios de NPSGlobal, 29 ago 2012.

En un anuncio inusual que causó gran alarma, autoridades del gobierno de Bolivia informaron ayer que encontraron "cerca de dos toneladas de uranio" en el garaje de un edificio en La Paz y que el material estaba valuado en unos cinco millones de dólares.

"Cerca de dos toneladas de material que se utiliza para la construcción de armamento nuclear", dijo durante una conferencia de prensa el viceministro del Interior boliviano, Jorge Pérez, que fue el encargado de dirigir el operativo policial para remover el material. Finalmente en el día de hoy se informó que el cargamento decomisado no sería  uranio sino tantalio.Materiales sensitivos

 

El material fue decomisado por agentes de un grupo de elite, quienes detuvieron a cuatro personas -todas de origen boliviano- cuando trasladaban sin medidas de seguridad el material de un vehículo a otro en costales de yute y de nylon, informó Pérez.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaro “Presumimos inicialmente, preliminarmente, que existe uranio en esos materiales sólidos" y público un informe que afirma que el material decomisado contendría 72,3 % de "dióxido de uranio".

Primeramente se informó que se trataría de uranio que "es utilizado para alimentar reactores nucleares y para la fabricación de armas atómicas. Según expertos de NPSGlobal, el uranio natural se usa en sólo el 20% de los reactores del mundo y no puede ser usado en esa condición para fabricar armamentos, ello debe enriquecerse hasta el 90%. de uno de sus componentes, el uranio 235, en instalaciones de alta sofisticación de las que disponen unos muy pocos países en el mundo. Las dos toneladas fueron "trasladadas a la intemperie" y se trataba de un "material radiactivo manipulándose de manera directa, de forma irresponsable, arriesgando la vida de las personas que estaban haciendo su manipulación", agregó el viceministro.

El manejo de este material, recordó Pérez, como el de cualquier otro que comprometa la salud pública, requiere protocolos especiales y en Bolivia está prohibido para particulares.

Además, el viceministro aclaró que en "Bolivia no se produce uranio", por lo que se presumió que la carga "estaría en tránsito", posiblemente hacia Chile, y desde ahí podría haber sido llevada a Europa como destino final. Otros comentarios indicaron que el material provenía de Argentina o de Brasil, considerados países productores de uranio. Los citados expertos de NPSGlobal indicaron que Argentina no está produciendo uranio en el presente aunque sí lo hace Brasil.

Desde NPSGlobal consideramos que el caso es extremadamente dudoso en muchos aspectos. El tipo de material, su procedencia, su destino, la precaria forma de transporte, el valor económico adjudicado al material...

En efecto el ministro Romero anticipó que el material estaría valuado en 50 millones de dólares, aunque desde NPSGlobal consideramos que la cifra no se condice con el verdadero valor del óxido de uranio natural en el mercado internacional, que es de aproximadamente 113 dólares por kg. El comandante del grupo que llevó a cabo el operativo, el coronel Eddy Torrez, precisó que la intervención fue producto de una investigación que duró un mes y medio y que tenían información de que ayer podría tener lugar una transacción de venta de uranio.

Una fuente de la causa informó que uno de los detenidos es un ingeniero de apellido Espinoza, que, según Pérez, alegó que sólo era depositario del uranio que le habían dejado tiempo atrás, pero no ofreció detalles de quién era el propietario de la carga.

El funcionario no detalló a dónde fue llevada la carga de uranio por la policía, que carece del equipo de seguridad necesario para esta tarea.

Las autoridades y agentes que participaron del operativo, además de algunos periodistas, estuvieron durante varios minutos cerca del garaje en donde fue incautado el uranio, hasta que expertos les recomendaron que se alejaran a 50 metros del lugar, por razones de seguridad.

Sin embargo, y pese a la peligrosidad que implica la exposición a ese material, no se detalló si los vecinos del lugar fueron o serán sometidos a chequeos médicos.

Preocupación

Por su parte, el presidente de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Héctor Córdova, dijo ayer en una entrevista con la radio Erbol que "es preocupante y llama la atención" el hallazgo por la cantidad y el tipo de mineral. Además, aclaró que Bolivia no posee la tecnología para procesar uranio, pese a que hay un yacimiento en el departamento de Potosí, en el sudoeste del país.

La prensa local especuló el año pasado con que los gobiernos de Bolivia e Irán habrían alcanzado un acuerdo para explotar uranio, aunque La Paz lo negó en forma tajante.

 

 

 

Volver

 


Síganos en