|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Prevención & respuesta India responde a los llamados por seguridad
India responde a los llamados por seguridad
Share

WNN, 27 abr 2011.

Los líderes indios se están preparando para reconsiderar algunos aspectos de la política nuclear tras el accidente Fukushima y las violentas protestas contra una planta nuclear proyectada en Jaitapur.

Ayer, el gobierno indio anunció que presentaría una nueva ley de seguridad nuclear para crear un organismo autónomo de regulación nuclear en el país e invitaría al equipo de revisión de seguridad operacional (OSART) del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para ayudar en el futuro a las revisiones y auditorías de seguridad de la industria nuclear india. Estas medidas la pondrían en sintonía con las prácticas en todo el mundo, donde se reconoce que la la seguridad nuclear es una zona donde ni el negocio ni la política deben tener influencia.

El gobierno indio también dijo que incorporará "sistemas de seguridad independiente" en el diseño de cada reactor en Jaitapur, Maharastra. La medida procede a la intensificación de las manifestaciones cerca del lugar previsto, con una persona muerta y otras 20 heridas el 18 de abril cuando la policía abrió fuego contra una población local furiosa que atacó una comisaría de policía en paralelo con una manifestación prevista en el complejo industrial.

Además, el Ministro de Medio Ambiente de la India Jairam Ramesh, miembro del Partido del Congreso dominante en el gobierno, ha ido cambiando sus declaraciones públicas sobre la seguridad nuclear en general y en Jaitapur en particular. En su pronunciamiento más reciente, el 23 de abril en Ludhiana, Punjab, dijo: "El asunto de la planta nuclear [de Jaitapur] es un llamado de atención después de Fukushima y no podemos ignorar el pánico de los residentes." Además, abogó por un "botón de pausa por el momento" en la aprobación de nuevas plantas nucleares. El 15 de abril, aclaró su posición sobre Jaitapur: el no “llamó a re-pensar, llamé a pensar más profundamente."

La India tiene planes para aumentar su capacidad de energía nuclear desde los actuales 4780 MW a 20.000 MW para el año 2020 con la expansión de la capacidad incluyendo 2.500 MW de reactores rápidos y 8000 MWe de reactores de agua ligera. Sin embargo, la crisis japonesa y la disputa en Jaitapur han causado ansiedad en la industria. Madhukar Vinayak Kotwal, vicepresidente ejecutivo senior - ingeniería pesada de Larsen & Toubro, dijo que le preocupa que información incorrecta se difunda a través de las protestas Jaitapur."Sólo espero que los manifestantes no desbaraten el programa nuclear entero, que es vital para las necesidades energéticas del país", dijo a World Nuclear News.

De hecho, algunos manifestantes insisten en una reversión completa. "Todas las nuevas plantas nucleares que se proponen deben ser desguazados y todas las plantas nucleares existentes deberían ser gradualmente puestas fuera de servicio", dijo Neeraj Jain, un organizador de la Alianza Nacional de la India de Movimientos Anti-Nucleares. Dijo que la estrategia de su grupo apuntaba a persuadir al gobierno central de que la energía nuclear es tan impopular, que apoya a la industria bajo riesgo electoral. "Tiene que venir de la oficina del primer ministro y la presión pública es la única que puede obligar a un cambio como en Alemania", dijo.

Sin embargo, en el estado de Maharashtra, el Jefe de Gabinete Prithviraj Chavan (también miembro del Partido del Congreso) ya ha descartado cualquier posibilidad de abandonar la propuesta Jaitapur. "Estamos decididos a completar el proyecto y también en la fecha prevista", dijo a periodistas en Mumbai el 21 de abril.

Kameswara Rao, líder en energía y servicios públicos de PricewaterhouseCoopers India, hizo hincapié en que había un capital político positivo asociado con la industria nuclear de la India y que podría pesar en las evaluaciones del gobierno sobre la futura política nuclear. Señaló que el programa nuclear indígena de la India tenía un buen historial de seguridad y que los reactores importados que formarán parte de la expansión de la capacidad prevista utilizarán la última tecnología.

Apoyó el último anuncio del gobierno, diciendo que hay una necesidad de un regulador independiente del sector nuclear en la India, reevaluaciones periódicas de la seguridad, y más información relacionada con la seguridad en el dominio público.

 

Volver

 


Síganos en