|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

MIÉRCOLES
ene 17
Home Noticias Prevención & respuesta Precauciones del servicio postal frente a nuevos ataques bioterroristas
Precauciones del servicio postal frente a nuevos ataques bioterroristas
Share

Global Security Newswire, 3 nov 2011.

De acuerdo al Washington Post (ver GSN, 6 oct, inglés). El servicio postal de los Estados Unidos ha implementado un número de cambios en materia de seguridad, incluyendo más controles en piezas dudosas, a diez años de los ataques con Ántrax que costaron la vida a 5 personas y desataron el pánico a nivel nacional.

En el otoño del 2001, El servicio postal fue utilizado para enviar un número de cartas tratadas con esporas de Ántrax a oficinas de abogados y medios. Un número de trabajadores que manipularon esas piezas, enfermaron gravemente (ver GSN, 15 sep, inglés).

“Creo que la mayor parte de la población se ha olvidado del ántrax en su correo. Sinceramente, es probable que no sea algo malo”, expreso el jefe de correos Patrick Donahoe.

Los trabajadores del servicio postal tienen menos miedo a otro ataque bioterrorista a través del correo. Parte de los empleados ha dejado de usar los guantes y máscaras provistas para protegerse de potenciales patógenos.

En la última década, el correo ha tratado más de 52.000 dudas sobre piezas sospechosas. La gran mayoría ha sido inocua.

Los supervisores de turno son actualizados de las últimas posibles amenazas y los oficiales del correo trabajan junto con el departamento de policía en simulacros de rutina para estar preparados en caso de futuros potenciales ataques.

Los trabajadores postales son entrenados para estar en alerta de cartas y paquetes que no posean remitente o un código postal válido, así como sobres que pierda líquido o polvo. Los elementos sospechosos deben ser remitidos a inspectores para exámenes adicionales.

Anualmente, el servicio postal gasta u$s 101 millones para revisar todo el correo certificado en los Estados Unidos (Ed O’Keefe, Washington Post, 2 nov., inglés).

Volver

 


Síganos en