|
    
                         English website       Proximamente
Registrarse

Fundación No-proliferacion para la Seguridad Global - NPSGlobal

DOMINGO
dic 10
Home Noticias Seguridad internacional Resultados mixtos en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Seúl
Resultados mixtos en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Seúl Imprimir Correo
Share

Irma Argüello y Staff de NPSGlobal, 28 mar 2012.

Seguridad InternacionalEl cierre de la Cumbre de Seúl trajo aparejado un resultado mixto, pero previsible. Se mantuvo la tónica y el lenguaje de la Cumbre de Washington de 2010. Se señalan aspectos positivos y otros desalentadores. Incluye texto del Comunicado final.

Como aspecto positivo, se puso énfasis en la seguridad de las fuentes radioactivas y de las instalaciones nucleares, además de la de los materiales nucleares. Esto habla de un reconocimiento de las múltiples facetas del terrorismo nuclear. Sin embargo, y como aspecto desalentador, se persistió en avalar el carácter voluntario de los compromisos tomados por los países, se omitió la definición de un standard mínimo de cumplimiento, y también se avaló la estructura del actual régimen de seguridad nuclear, de gran complejidad, que muestra un conjunto de vulnerabilidades ya identificadas. Hubiera sido más alentador, en este sentido, mostrar mayor avances hacia una Arquitectura de Seguridad Nuclear reformulada, más simple y eficiente. La próxima Cumbre se realizará en Holanda en 2014.


 

 

logo oficial-2Texto del Comunicado, Cumbre de Seguridad Nuclear 2012, Seúl. (traducción NPSGlobal)

Nosotros, los líderes reunidos en Seúl los días 26 y 27 de marzo de 2012, renovamos los compromisos políticos generados desde la Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington en 2010 para trabajar hacia el fortalecimiento de la seguridad nuclear, reduciendo la amenaza del terrorismo nuclear e impidiendo que los terroristas, criminales u otros actores no autorizados adquieran materiales nucleares.

El terrorismo nuclear sigue siendo una de las más desafiantes amenazas a la seguridad internacional. Derrotar esta amenaza requiere fuertes medidas nacionales y cooperación internacional, habida cuenta de sus potenciales consecuencias globales políticas, económicas, sociales y psicológicas. Reafirmamos nuestros objetivos compartidos de desarme nuclear, no-proliferación y usos pacíficos de la energía nuclear.

Comprometidos con la búsqueda de un mundo más seguro para todos, también compartimos el objetivo de la seguridad nuclear. Reconocemos que la Cumbre de Seguridad Nuclear es un proceso valioso del más alto nivel político, que apoya nuestra convocatoria conjunta para asegurar todos los materiales nucleares vulnerables en cuatro años. A este respecto, acogemos con beneplácito los progresos sustantivos logrados en los compromisos políticos de los Estados participantes desde la Cumbre de Washington.

Hacemos hincapié en la responsabilidad fundamental de los Estados, consistente con sus respectivas obligaciones nacionales e internacionales, para mantener la seguridad efectiva de todo el material nuclear, lo cual incluye materiales nucleares utilizados en las armas nucleares y las instalaciones nucleares bajo su control, y para evitar que actores no estatales adquieran tales materiales y que obtengan información o tecnología necesaria para utilizarlos con fines maliciosos. Reconocemos asimismo la responsabilidad fundamental de los Estados para mantener la seguridad efectiva de otros materiales radioactivos.

Reafirmamos que las medidas para fortalecer la seguridad nuclear no afectan los derechos de los estados a desarrollar y utilizar energía nuclear con fines pacíficos. Observando el papel esencial del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para facilitar la cooperación internacional y el apoyo a los esfuerzos de los Estados para cumplir con sus responsabilidades de seguridad nuclear, subrayamos además la importancia de la cooperación regional e internacional y alentamos a los Estados a promover la cooperación con, y la divulgación de las actividades hacia asociados internacionales.

Observando el accidente de Fukushima de marzo de 2011 y el nexo entre la seguridad nuclear(enfocada en las personas, safety) y la seguridad nuclear (física, security), consideramos que son necesarios esfuerzos sostenidos para atender los asuntos de seguridad física y seguridad de las personas de una manera coherente que ayudará a asegurar usos pacíficos de la energía nuclear en forma segura.

Seguiremos utilizando el Comunicado de Washington y el Plan de Trabajo como base para nuestro trabajo futuro en la promoción de nuestros objetivos de seguridad nuclear. En esta Cumbre de Seúl, estamos de acuerdo en que haremos todo lo posible para lograr más progresos en las siguientes áreas de importancia:

Arquitectura Global de Seguridad Nuclear

1. Reconocemos la importancia de los instrumentos multilaterales para abordar la seguridad nuclear, como la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (CPPNM), con su Enmienda, y la Convención Internacional sobre la Supresión de Actos del Terrorismo Nuclear (ICSANT). Por lo tanto, alentamos la adhesión universal a estas Convenciones. Instamos a los Estados en condiciones de hacerlo a acelerar la aprobación nacional de la Enmienda de 2005 a la CPPNM, tratando de llevar la Enmienda a su entrada en vigor antes 2014. Reconocemos el importante papel de las Naciones Unidas (ONU) para promover la seguridad nuclear, y el apoyo de las Resoluciones 1540 y 1977 del Consejo de Seguridad ONU en el fortalecimiento de la seguridad nuclear global y recibimos con beneplácito la extensión de su mandato.

2. Nos esforzaremos en utilizar el documento del OIEA sobre la Protección Física del material nuclear e instalaciones nucleares (INFCIRC/225/Rev.5) y documentos relacionados de la Serie de Seguridad Nuclear y reflejarlos en la práctica nacional. Reconocemos las contribuciones desde la Cumbre de 2010 de iniciativas internacionales y procesos tales como la Iniciativa Mundial para Combatir Nuclear terrorismo (GICNT) y la Asociación Global contra la Proliferación de Armas y Materiales de Destrucción masiva, dentro de sus respectivos mandatos y pertenencias. Damos la bienvenida a una mayor participación en la GICNT y la Asociación Global y valoramos su extensión más allá de 2012. Señalando la importancia de fortalecer la coordinación y la complementariedad entre las actividades de seguridad nuclear, acogemos con beneplácito la propuesta del OIEA para organizar una Conferencia Internacional en 2013. Acogemos con beneplácito las contribuciones de la industria, académicos, institutos y la sociedad civil que promueven la seguridad nuclear.

Rol del OIEA

3. Reafirmamos la responsabilidad esencial y el papel central del OIEA en el fortalecimiento del marco internacional de seguridad nuclear y reconocer el valor del Plan del OIEA de Seguridad Nuclear 2010-2013. Vamos a trabajar para garantizar que OIEA siga teniendo la estructura adecuada, los recursos y la experiencia requerida para apoyar la aplicación de los objetivos de seguridad nuclear. Para ello, alentamos a los Estados en condiciones de hacerlo y a la industria nuclear para aumentar las contribuciones voluntarias al fondo de Seguridad Nuclear del OIEA, así como las contribuciones en especies. También alentamos a seguir las actividades del OIEA para ayudar, bajo demanda, los esfuerzos nacionales para establecer y mejorar la infraestructura de seguridad nuclear a través de sus diversos programas de apoyo y alentar a los Estados a hacer uso de estos recursos del OIEA.

Materiales Nucleares

4. Reconociendo que el uranio altamente enriquecido (HEU) y el plutonio separado requieren de especiales precauciones, re-enfatizamos la importancia de asegurar, contabilizar y consolidar dichos materiales. También alentamos a los Estados a considerar la eliminación segura y oportuna de los materiales nucleares de las instalaciones que ya no los utilizan, como apropiado y consistente con las consideraciones de seguridad nacional y con los objetivos de desarrollo.

5. Reconocemos que el desarrollo, en el marco del OIEA, de opciones de políticas nacionales sobre la gestión de HEU avanzará en los objetivos de seguridad nuclear. Alentamos a los Estados a tomar medidas para minimizar el uso de HEU, incluso mediante la conversión de los reactores con combustible altamente enriquecido a combustible de bajo enriquecimiento (LEU), donde es técnica y económicamente viable, teniendo en cuenta la necesidad de asegurar el suministro de isótopos médicos y de alentar a los Estados en condiciones de hacerlo, a finales de 2013, para anunciar acciones específicas voluntarias destinadas a minimizar el uso de HEU. También alentamos a los Estados a promover el uso de combustibles LEU y blancos en aplicaciones comerciales tales como la producción de radioisótopos y en este sentido, damos la bienvenida a la relevante cooperación internacional en combustible de LEU de alta densidad para apoyar la conversión de reactores de investigación y prueba.

Fuentes radioactivas

6. Teniendo en cuenta que las fuentes radioactivas son extensamente utilizadas y pueden ser vulnerables a actos maliciosos, instamos a los Estados a asegurar tales materiales, teniendo en cuenta sus aplicaciones industriales, médicas, en la agricultura y en la investigación. Para ello, alentamos a los Estados en posición de hacerlo a continuar trabajando hacia el proceso de ratificar o acceder al ICSANT; reflejar en las prácticas nacionales los documentos relevantes de la Serie de Seguridad Nuclear del OIEA, el Código de conducta en la Seguridad de las Fuentes Radioactivas del OIEA y su documento suplementario Guía sobre la Importación y Exportación de Fuentes Radioactivas; y establecer registros nacionales de fuentes radioactivas de alta actividad donde sea requerido. También nos comprometemos a trabajar con el OIEA para alentar la cooperación en tecnologías de avanzada y sistemas, compartir mejores prácticas en la gestión de fuentes radioactivas, y brindar asistencia técnica a los estados según su pedido. Adicionalmente, alentamos esfuerzos nacionales continuados y cooperación internacional para recuperar fuentes perdidas, faltantes o robadas y para mantener el control sobre fuentes sin uso.

Seguridad Nuclear (Security y Safety)

7. Reconociendo que las medidas de seguridad respecto de las personas y las de seguridad física tienen en común el deseo de proteger la vida humana, la salud y el medio ambiente, afirmamos que tales medidas deberían ser designadas, implementadas y gestionadas en las instalaciones nucleares en forma coherente y sinérgica. También afirmamos la necesidad de mantener una preparación efectiva para la emergencia, capacidad de respuesta y mitigación de manera que cubra ambos aspectos de la seguridad (safety y security). En este aspecto, damos la bienvenida a los esfuerzos del OIEA para organizar reuniones que provean recomendaciones relevantes en la interfaz entre security y safety de modo que ni una ni otra se vean comprometidas. También damos la bienvenida a la convocatoria de la Reunión de Alto Nivel en Seguridad Nuclear (Safety y Security) por el Secretario General de la ONU, que tuvo lugar en New York el 22 de septiembre de 2011. Notando que la seguridad de tomar medidas para recuperar materiales perdidos y robados.

Seguridad en el transporte

8. Continuaremos con el esfuerzo para fortalecer la seguridad de los materiales nucleares y otros radioactivos en el transporte local e internacional y alentar a los Estados a compartir mejores prácticas y cooperar en adquirir las tecnologías necesarias para este fin. Reconociendo la importancia de una defensa nacional en capas contra la pérdida o robo de materiales nucleares y otros radioactivos, alentamos el establecimiento de una gestión eficaz del inventario de material nuclear y de mecanismos de seguimiento nacional, donde sea necesario, que permita a los Estados adoptar medidas adecuadas para recuperar materiales perdidos y robados.

Combatiendo el tráfico ilícito

9. Remarcamos la necesidad de desarrollar capacidades nacionales para prevenir, detectar, responder y juzgar el tráfico ilícito nuclear. Al respecto, alentamos la coordinación orientada a la acción entre las capacidades nacionales para combatir el tráfico ilícito, consistente con las leyes y regulaciones nacionales. Trabajaremos para fortalecer las capacidades técnicas en el campo de la inspección nacional y de la detección de materiales nucleares y otros radioactivos en las fronteras. Notando que varios países han promulgado leyes de control para regular las transferencias nucleares, alentamos la utilización de las herramientas legales, de inteligencias y financieras para efectivamente procesar los delitos, de modo apropiado y consistente con las leyes nacionales. Adicionalmente, alentamos a los Estados a participar en el programa de base de Datos de Tráfico Ilícito del OIEA y a suministrar información necesaria relativa a los materiales nucleares y otros radioactivos fuera del control regulatorio. Trabajaremos para fortalecer la cooperación entre Estados y los alentamos a compartir información, consistente con las regulaciones nacionales, respecto de individuos involucrados en delitos de tráfico de materiales nucleares y radioactivos, incluyendo a través de la Unidad de INTERPOL de prevención de terrorismo radiológico y nuclear y de la Organización Mundial de Aduanas.

Análisis forense nuclear

10. Reconocemos que el análisis forense nuclear puede ser una herramienta eficaz para determinar el origen de materiales nucleares y otros materiales radiactivos detectados y proporcionar evidencia para el enjuiciamiento de los actos de tráfico ilícito y otros malintencionados. En este sentido, alentamos a los Estados a trabajar uno con el otro, así como con el OIEA, para desarrollar y mejorar las capacidades de análisis forense nuclear. En este sentido, pueden combinar las habilidades de ambos tradicional y forense nuclear a través del desarrollo de un conjunto común de definiciones y normas, realizar investigaciones y compartir información y mejores prácticas, según corresponda. Subrayamos también la importancia de la cooperación internacional en tecnología y desarrollo de recursos humanos para avanzar en el análisis forense nuclear.

Cultura de Seguridad Nuclear

11. Reconociendo que la inversión en fomento de la capacidad humana es fundamental para promover y mantener una cultura de seguridad nuclear fuerte, alentamos a los Estados a compartir las mejores prácticas y desarrollar capacidades nacionales, incluso mediante la cooperación bilateral y multilateral. A nivel nacional, alentamos a todos los interesados, incluidos el gobierno, organismos reguladores, industria, instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales y los medios de comunicación, a comprometerse plenamente a mejorar la cultura de seguridad y para mantener sólida comunicación y coordinación de las actividades. También alentamos a los Estados para promover el desarrollo de recursos humanos mediante la educación y el entrenamiento. A este respecto, celebramos el establecimiento de Centros de Excelencia y otro entrenamiento en seguridad nuclear y centros de soporte desde la Cumbre de Washington y alentar el establecimiento de nuevos centros. Además, celebramos el esfuerzo por el OIEA para promocionar las redes entre los centros para compartir experiencias y lecciones aprendidas y optimizar los recursos disponibles. También notamos la realización de la Cumbre de la Industria Nuclear y del Simposio de Seguridad Nuclear la víspera de la Cumbre de Seguridad Nuclear de Seúl.

Seguridad de la Información

12. Reconocemos la importancia de evitar que actores no-estatales obtengan información, la tecnología o la experiencia necesaria para adquirir o utilizar materiales nucleares con fines malintencionados, o perturbar los sistemas de control de las instalaciones nucleares basados en tecnología de la información. Por lo tanto, alentamos a los Estados a: continuar desarrollando y fortaleciendo las medidas nacionales y en el nivel de las instalaciones para la gestión efectiva de dicha información, incluyendo información sobre los procedimientos y protocolos para proteger los materiales nucleares y las instalaciones; apoyar los proyectos relevantes de desarrollo de capacidades; y mejorar las medidas de seguridad cibernética relativas a instalaciones nucleares, conforme a la resolución de la Conferencia General del OIEA en Security(GC(55)/Res/10) Nuclear y teniendo en cuenta la Resolución 174 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. También alentamos a los Estados a: promover una cultura de seguridad que enfatice la necesidad de proteger información asociada a la seguridad nuclear; comprometerse con las comunidades científicas, industriales y académicas en el logro de soluciones comunes; apoyar al OIEA en producir y diseminar guía mejorada respecto de la protección de la información.

Cooperación Internacional

13. Alentamos a todos los Estados a mejorar su protección física y sistema de contabilidad de materiales nucleares, capacidades de preparación y respuesta para emergencias y el marco jurídico y reglamentario pertinente. En este contexto, alentamos a la comunidad internacional a aumentar la cooperación internacional y prestar asistencia, previa solicitud, a los países que lo necesiten en un nivel bilateral, regional y multilateral, según sea apropiado. En particular, acogemos con beneplácito la intención del OIEA de continuar sus esfuerzos para ayudar a los Estados, cuando lo solicitan. También reafirmamos la necesidad esfuerzos de diplomacia pública y divulgación para aumentar la conciencia pública de las medidas adoptadas y capacidades desarrolladas para abordar amenazas a la seguridad nuclear, incluyendo la amenaza del terrorismo nuclear.

Seguiremos realizando esfuerzos voluntarios y sustantivos hacia el fortalecimiento de la seguridad nuclear y la implementación de los compromisos políticos tomados en este sentido. Damos la bienvenida a la información sobre los progresos realizados en materia de seguridad nuclear desde la Cumbre de Washington suministrada por los participantes a la Cumbre de Seúl. La próxima Cumbre de Seguridad Nuclear tundra lugar en los Países Bajos en 2014.

Texto en Inglés del Comunicado

Más información:

Inició hoy en Seúl la Combre Presidencial de Seguridad Nuclear (contiene preguntas y respuestas y links a información de interés).

La amenaza nuclear no ha disminuido, Irma Argüello

Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington 2010

La Seguridad Nuclear, una cuestión central

               

 

Volver

 


Síganos en